dilluns, d’octubre 07, 2013

Decapitació



Mi primer caso fue un sencillo asunto en que decapitaron a un hombre y sustituyeron su cabeza por otra: ojalá volviera a ocuparme de incidentes domésticos tan idílicos como aquél.

G.K. ChestertonLos relatos del Padre Brown, trad. M. Temprano, Ed. Acantilado, Barcelona, 2008, pp. 1161.
Publica un comentari a l'entrada