dilluns, de març 23, 2015

Infern apassionat



La elección profunda del hombre será siempre un infierno apasionado, antes que un paraíso inerte.

(...) La inteligencia aislada, cuando no genera infiernos, puede a lo sumo ser capaz de analizarlos; pero no puede levantar una barrera de frescura contra el dolor. 

Guido Ceronetti, El silencio del cuerpoEd. Acantilado, Barcelona, 2006, pàg. 130.
Il·lustració: Gustave Doré
Publica un comentari a l'entrada