dilluns, de maig 25, 2015

Metges



Dice Hipócrates que es mortal la enfermedad en la que el sueño es doloroso, no mortal aquella en la que procura consuelo. Con el láudano, la morfina, los barbitúricos, hemos perdidos de vista esta distinción.

(...)

El médico Richard Backmore le preguntó a Syndenham qué autores tenía que leer para ser un buen médico. Syndenham le aconsejó a cervantes.

Guido Ceronetti, El silencio del cuerpoEd. Acantilado, Barcelona, 2006, pp. 168-169.

Publica un comentari a l'entrada