dilluns, d’octubre 20, 2014

La poesia



Evidentemente la poesía está presidida por el ritmo y por el juego, pero lo que la determina decisivamente es su diálogo con el silencio. (...) [Orfeo,] como poeta y como músico primigenio era aquel que encantaba al bosque y silenciaba a las fieras. (...) 

Osip Mandelstam ha dado la mejor definición de poeta que conozco: el poeta es el maestro del eco. El poeta lucha con las formas del lenguaje para atrapar el sonido originario pero tiene que contentarse con la resonancia, con el eco. (...) 

Una poesía antigua nunca es más antigua que una poesía moderna; una poesía moderna nunca es más moderna que una poesía antigua. La poesía se ocupa de lo más abundante de la condición humana pero con medios austeros: la mayor riqueza expresiva requiera la máxima desnudez, la depuración y la forma (...). 

La más distinguida pasión humana es la de crear formas y nombres, y la poesía es la destilación de esta pasión.

Rafael ArgullolMaldita perfección, Ed. Acantilado, Barcelona, 2013, pp. 231- 233.
Il·lustració: Orfeu i la lira envoltat de bèsties. Museu Bizantí i Cristià d'Atenes.
Publica un comentari a l'entrada