dijous, d’abril 02, 2015

La grandesa és a la passió

Demà és Divendres Sant

De la misma manera que lo mejor del cristianismo nace de unas pocas horas antes de la derrota, y no de los delirios en torno a Cristo Rey, la principal religión del siglo XX, el comunismo, estaba sentenciada desde el momento en que prefirió los totalitarios iconos del culto a la personalidad en lugar de las solitarias y humildes imágenes de la rebeldía y la compasión. Como ha comprendido perfectamente el arte, la grandeza de Cristo está en su pasión: en la Crucifixión, en el Descendimiento, en la Piedad, en el dolor y amor de las santas mujeres.

Rafael ArgullolMaldita perfección, Ed. Acantilado, Barcelona, 2013, p. 43.
Il·lustració: Mural de Kim-Il-Sung a Pyongyang.
Publica un comentari a l'entrada