divendres, de maig 21, 2010

Per què Barceló?

Miquel Barceló exposa al CaixaFòrum de Madrid aquests dies. No sé si tindré temps de veure-la. El darrer muntatge que he vist ha estat el del pavelló espanyola a la Bienal de Venècia, ara farà un any, i encara tinc el regust a la boca... En Manuel Mas glossava fa uns quants dies la riquesa interior (i la mirada exterior) de Barceló.
:
L'exposició (i algun article anterior a ABC, en signe contrari segons explica Vicente Verdú al mateix diari), va moure Francisco Calvo Serraller (si és que encara cal) a escriure quines són les virtuts artístiques de Barceló en un recomanable article fa uns dies a El País, on comença parlant de la seva experiència personal amb el pintor mallorquí. Val la pena que us el llegiu sencer, no n'he vist mai cap resum tan ben fet. de la torrencial convocatòria d'emocions i de referències, alhora que de nous camins, que hem vist en l'obra de Barceló. Però, per si de cas, aquí us en deixo uns bocins.
:
(...) Es muy interesante rememorar las apreciaciones que sobre Barceló hizo Fuchs cuando explicó por qué él lo había elegido para participar en la Documenta, ya que las podemos considerar además representativas del resto de quienes, desde fuera, se sintieron entonces atraídos por la obra del jovencísimo mallorquín. "A sólo seis años de la muerte de Franco", declaró Fuchs, "muchos de nosotros no conocíamos demasiado lo que estaban haciendo los artistas jóvenes en España... Sin conocerlo personalmente, me decidí a ver algunas de sus pinturas. Eran muy convincentes en su libertad formal, viveza y velocidad. En lugar de ser semiabstractas, solemnes y pesadas (como era Tàpies), eran primordialmente ligeras, saltando y danzando... También las vi dentro de otro contexto: la revitalización que se estaba desarrollando en la nueva generación de la pintura exploratoria y aventurera. Contemplé a Barceló teniendo en mente a David Salle o Francesco Clemente o René Daniëls o Siegfried Anzinger".
:
(...) Pues bien, 25 años después de que ese jovencísimo artista español llamado Barceló alcanzara la cima de su proyección internacional, no sólo sigue vivo y operativo, sino increíblemente siendo objeto de polémica en su país natal, donde, la verdad sea dicha, nunca despertó un cerrado consenso de aprobación crítica, o, si se quiere, donde siempre, por un motivo o por otro, estuvo a desmano (...)
:
Pero Barceló es, como Picasso, un creador maniaco y torrencial, que constantemente se remonta y se desafía a sí mismo. (...)
:
(...) No por ser más espectaculares estas obras pueden oscurecer el valor del resto, porque la facundia barroca de Barceló jamás ha enterrado su actividad creativa más íntima, maravillosamente reflejada en sus dibujos, una suerte de diario autobiográfico de todo lo que pasa frente a él, pero, sobre todo, de lo que le pasa por la cabeza. Barceló, por otra parte, es un artista, rara avis hoy, con raíces muy profundas en ese antiguo y fecundo lecho de la cultura mediterránea. En este sentido, enlaza con Tàpies, pero también con Gaudí y Miró y la gran tradición pictórica española que se remonta hasta Ribera. Su versatilidad, su facundia, su capacidad de trabajo y pasión, y, hasta su "astucia" le vinculan con la actitud de Picasso.
:
Il·lustracions: Miquel Barceló, Taula dibuixada, 1991, de la Col·lecció d'arte contemporani Fundació ”la Caixa”. I Solitude organisative, oli exposat a la mostra ciutada (foto: Bernardo Pérez).
:
Publica un comentari a l'entrada