dilluns, d’abril 25, 2011

La ruptura civilitzatòria


Todo mito comienza por narrar una crisis. Es Girard puro: la crisis trastoca la unanimidad mimética,la violencia se polariza sobre una sola víctima, inocente –
a partir del cristianismo–, cuyo asesinato restablece el orden social. (...).

Pero desde los años treinta estaba activada una destrucción de los valores de la civilización occidental, y sobre todode la actividad racional. Todo había comenzado con la Primera Guerra Mundial y por el ataque a las estructuras tradicionales dellenguaje que inició el adaísmo. Llegaba a continuación la ruptura civilizatoria, el holocausto traspasó la frontera de lo inconcebible. (...)

La actual forma de nihilismo es el fracaso de la Ilustración, de la visión racional del universo elaborada por el siglo XVIII. En la propuesta de de Vattimo se configura algo así como un cristianismo a lacarta. Cada uno escogerá lo que le venga más a gusto. (...)

El rompimiento civilizatorio busca las líneas de más baja resistencia para invadir y eclipsar lo que de digno tiene la vida humana.


Valentí Puig, "Las esquinas de la razón", al Suplement Cultura/s de La Vanguardia, 13.4.2010.
Foto: Museu d'Història de l'Holocaust de Jerusalem

Publica un comentari a l'entrada