dijous, de juny 14, 2012

Col·leccionisme






¿Qué tiene de malo un avaro que no tenga a menudo un coleccionista? Nada, salvo... que no debe uno adorar falsos ídolos, ni inclinarse ante ellos, ni servirlos.


G.K. Chesterton, Los relatos del Padre Brown, trad. M. Temprano, Ed. Acantilado, Barcelona, 2008, p. 386.
Publica un comentari a l'entrada