divendres, de juny 08, 2012

Una, dues, tres


Para suicidarse hace falta una persona, dos para cometer un asesinato y tres para perpetrar un chantaje.

G.K. Chesterton, Los relatos del Padre Brown, trad. M. Temprano, Ed. Acantilado, Barcelona, 2008, p. 384.
Publica un comentari a l'entrada