diumenge, de gener 03, 2010

Mirant mosques

:
Era un poco tarde ya cuando el funcionario decidió seguir de nuevo el vuelo de la mosca. La mosca, por su parte, como sabiéndose objeto de aquella observación, se esmeró en el programado desarrollo de sus acrobacias.
:
Resultaba divertido fisgar desde allí la entrada de las parejas. Señores viejos con jovencitas. Jovencitos con señoras viejas. Jovencitos con jovencitas. Nunca señores viejos con señoras viejas, por qué será. hombres maduros con mujeres maduras, tranquilos. Hombres experimentados con especies de criaditas francamente asustadas. Hombres liberados con mujeres liberadas que entraban riéndose abiertamente, felices, qué envidia.
:
Como si esto fuera poco, el hecho es que desde veinte años mi afición por la lectura se vino contaminando con el hábito de comprar libros, hábito que en muchos casos termina por confundirse tristemente con la primera (...). Un día está uno tranquilo leyendo en su casa cuando llegaun amigo y le dice: ¡Cuántos libros tienes! Eso le suena a uno como si el amigo le dijera:¡Qué inteligente eres!, y el mal está hecho (...). Uno posee tal cantidad de libros que ya no sólo eres inteligente: en el fondo eres un genio. Así es la vanidad ésta de poseer muchos libros.
:
Augusto Monterroso, fragments de "Tú dile a Sarabia...", "Bajo otros escombros", "Cómo me deshice de quinientos libros", a Cuentos, Alianza Editorial, Madrid, 2008 (5), pp. 111, 115 i 119. Fotos: Cesar Alfonso Michel Álvarez, Jalisco, Mèxic; Filella Muset, Sortida del teatre; i Nalec Acció.
:
Publica un comentari a l'entrada