dissabte, de gener 09, 2010

La feina a les xarxes

Ja vaig parlar fa mig any d'un parell de referències periodístiques respecte a l'ús de les xarxes socials per a la recerca de feina, o d'empreses a la recerca de professionals solvents. Hi insisteixo perquè auguro (malgrat la banalització) un excurs molt interessant deles xarxes socials, en matèria de participació política, per exemple, o en matèria laboral, amb canvis rellevants. Stefan Gross-Selbeck, conseller delegat de Xing -la segona xarxa professional d'Europa- n'explicava algunes claus en una entrevista a El País el passat 20 de desembre. Així, Gross-Selbek manté que "las redes profesionales evolucionarán hacia herramientas de productividad, seguirán existiendo en unos años". I posa algun exemple: "Hemos introducido aplicaciones para compartir un calendario de actividades con tus contactos en todo el mundo. El uso de comunidades profesionales online acabará moviéndose a otros departamentos más allá de recursos humanos", afirma.
:
El directiu recela dels que creuen que s'hi perd molt de temps, a les xarxes socials. "Creo que no debemos medir el networking en función del tiempo que le dedicamos sino del valor que obtenemos. Si se utilizan las redes sociales es porque nos ayudan a mejorar laboralmente. (...) Es un número muy alto que indica que aportamos valor. Cuanto más tiempo inviertes, más utilidad obtienes." També en defensa la seva flexibilitat i que se n'ha de sortir, per fer efectius els contactes. "Tienes que estar dispuesto a compartir cierta información y decidir si quieres ser pasivo, sólo estar visible, o activo, es decir, comunicarte con otros, gestionar tus clientes... También hay que tener en cuenta el componente offline. Es muy difícil construir una relación de confianza sólo a través de Internet".
:
Alhora, Gross-Selbek, que té 42 anys, adverteix finalment que tot currículum, bo i que imprescindible, és insuficient. "El currículo ha dejado de ser el primer punto de contacto entre la empresa y el candidato. Las relaciones personales son ahora más importantes que hace cinco años. La desventaja del CV es que son datos sin estructurar, cada uno es distinto, no puedes buscar en ellos fácilmente. Aun así, sigue siendo relevante. Las compañías no suelen contratar a nadie sin mirarse antes su CV."
:
Publica un comentari a l'entrada