dijous, de setembre 01, 2011

El ball


Por decirlo de una manera más sencilla, lo conocido y lo desconocido están inmersos en un continuo baile dentro de nosotros y a nuestro alrededor. La naturaleza no humana, tanto si se extiende hasta los límites del inmenso vacío del cosmos como si está profundamente enterrada en lo más recóndito y desconocido del corazón humano, es la forma predominante del Universo. Afirmaría que ese lugar lejos de nosotros y más allá de nuestro entendimiento, al que dedicamos nuestros rezos y también nuestras obras, aquel sobre cuya existencia o no existencia reflexionamos, es absolutamente necesario para la vida y que pereceríamos sin él.

Imatge del vídeo Cinc àngeles pel mileni (2001), de Bill Viola.- Kira Perov
Publica un comentari a l'entrada