divendres, de juliol 06, 2012

Contra la superstició


Es algo que cada vez veo con más frecuencia en el mundo moderno, en los rumores de la prensa, en los tópicos de las conversaicones, algo arbitrario y carente de autoridad. La gente se traga esto, aquello o lo de más allá sin ninguna prueba. Es una hola que está ahogando el viejo escepticismo y el racionalismo y que se llama superstición (...). El primer efecto de no creer en Dios es que uno pierde el sentido común y no ve las cosas como son en realidad. (...) Y un perro es un augurio, y un gato un misterio, y un cerdo una mascota, y un escarabajo un animal sagrado que serremonta a la parafernalia politeísta de Egipto y a la India antigua (...); y todo porque teméis cuatro palabras: "Y él se hizo Hombre".

G.K. Chesterton, Los relatos del Padre Brown, trad. M. Temprano, Ed. Acantilado, Barcelona, 2008, pp. 572-573.
Il·lustració: Albrecht Dürer, Escarabat (1505)



Publica un comentari a l'entrada