dimecres, de febrer 17, 2010

Terrorisme islamista i religió

Hi ha dos tòpics recorrents quan parlem de terrorisme islàmic, o bé s'apel·la a les enormes desigualtats econòmiques que es viuen al planeta, o bé al caràcter 'intransigent' que tota religió té d'entrada (si és islàmica, més). Per això em vafer gràcia que una manera de desmuntar-lo sigui com es fa en un article de la revista . European Journal of Sociology, titulat "Per què hi ha tants enginyers entre els islamistes radicals", de Diego Gambetta i Steffen Hertog, que eren citats a l'article de diumenge de Moisés Naím a El País. Segons les seves paraules, "entre los islamistas radicales violentos, los ingenieros están sobrerrepresentados entre tres y cuatro veces más que otros profesionales".
:
Diu Naím que "si las causas del terrorismo fuesen la pobreza y la desigualdad, el mundo estaría lleno de terroristas brasileños. Y si la democracia fuese un antídoto eficaz, India, que es la mayor democracia del mundo, debería sufrir menos atentados que dictaduras como China o Libia". Anem al segon tòpic. Explica el director de Foreign Policy, sempre segons els autors del'esmentat article, que "la religión tampoco ofrece una explicación satisfactoria. (...) Resulta que la abrumadora mayoría no había tenido una educación religiosa extensa y que su comprensión del islam era muy limitada (...) y sólo el 5% había llevado una vida religiosa activa". vaja, ara resultarà que la religió és sinònim de tolerància... a veure si caura els esquemes!
:
Però per què arriben a la conclusió de relacionar l'enginyeria amb el terrorisme islamista un cop van descobrir que "el 44% de los violentos eran ingenieros o estudiantes de ingeniería"? Us deixo amb la conclusió:
:
Los investigadores concluyen que las causas de la desproporcionada presencia de estos profesionales se debe a la interacción de lo que llaman la "mentalidad" de los ingenieros con ciertas condiciones socioeconómicas prevalentes en países islámicos. Según ellos, la ingeniería atrae a individuos que prefieren respuestas claras y modelos mentales que minimizan la ambigüedad. En las universidades estadounidenses, por ejemplo, la probabilidad de ser al mismo tiempo religioso y conservador es siete veces mayor en las escuelas de ingeniería que en las de ciencias sociales. Gambetta y Hertog argumentan que hay mucha afinidad entre la estructura mental de los ingenieros y las ideas que nutren a los terroristas radicales islámicos. Esta tendencia interactúa y es potenciada por el hecho de que los ingenieros -inteligentes y profesionalmente ambiciosos- chocan y se radicalizan al enfrentarse con el estancamiento económico, la falta de oportunidades para los jóvenes y la represión política comunes en países islámicos.
:
Publica un comentari a l'entrada