dimecres, de febrer 24, 2010

Pilar Rahola dixit

(...) Los últimos casos de este "desamparado" legal han sido los municipios de La Jonquera y de Mataró, donde la ley parece que no les permite impedir la instalación de un macroprostíbulo. En el caso de La Jonquera con el agravante de una sentencia contra el Ayuntamiento, precisamente por intentar evitarlo (...).

El decreto que perpetró Xavier Pomés en el 2002 -y que le valió un bonito premio de la Asociación de Locales de Alterne, ANELA, históricamente presidida por el ultraderechista José Luis Roberto Navarro-, es el culpable del ingente dolor de cabeza que tienen ahora los municipios catalanes afectados, porque creó el marco de una especie de legalización de facto, a la que se acogen los prostíbulos. Pomés añadió más confusión a la confusión, y sobre la confusión, los empresarios de la prostitución hacen su agosto. Gracias, pues, a su delicada aportación, La Jonquera se ve obligada a dar permiso a un macroprostíbulo, y Mataró se las desea para intentar impedirlo (...).

Pilar Rahola, fragments de "Macroprostíbulos", a La Vanguardia, 21.2.2010.
:
Publica un comentari a l'entrada