dissabte, de gener 08, 2011

Els vicis de la virtut



Suárez fue un político y su peripecia sugiere que en un político los vicios privados pueden ser virtudes públicas o que en política es posible llegar al bien a través del mal o que no basta juzgar éticamente a un político y antes hay que juzgarlo políticamente o que la ética y la política son incompatibles y la expresión ética de la política es un oxímoron o tal vez que los vicios y las virtudes no existen en abstracto, sinó sólo en función de las circunstancias en que se practican. 

(...) [La gent votava Suárez] porque, menos por sus virtudes que por sus defectos, era igual a ellos. (...) Durante la tarde del 3 de febrero Suárez no sólo se redimía a él, sino quie de algún modo redimía a todo su país de haber colaborado masivamente con el franquismo. 


Javier Cercas, Anatomía de un instante, Ed. Mondadori, Barcelona 2009, pp. 383-385. Foto: A. Suárez Illana.

Publica un comentari a l'entrada