dissabte, de juliol 09, 2011

Desig de carn pensativa



Hay grados de quietud en la quietud,
ondulaciones en las líneas rectas,
incontables maneras de estar solos.

(...) Todavía no sé qué nombre darle
al deseo de carne pensativa,
a la risa brotando del dolor.

Andrés Neuman, fragment de "(La lengua balbuceante)", a Mística abajo, Ed. Acantilado, Barcelona, 2008, p. 40
Il·lustració: Francis Bacon, Study of a Head (1952)
Publica un comentari a l'entrada