dissabte, de juliol 16, 2011

Quasi per sempre



Es lo que necesito para hablar.
No el hecho: la inminencia.
No el vuelo del gran pájaro
sino un roce de ala.

La palabra dibuja
la meta sin el límite.
En su persecución interminable
el casi me seduce, me transporta.

Tengo ganas de casi para siempre.
de restarle a lo exacto la dulce cucharada.

Andrés Neuman, "(La dulce cucharada)", a Mística abajo, Ed. Acantilado, Barcelona, 2008, p. 40
Il·lustració: Hengki Koentjoro
Publica un comentari a l'entrada