diumenge, de novembre 11, 2012

Natural, no!


Pues no señor (...). Dios no las trajo al mundo de esta guisa, ni mucho menos, vinieron al mundo arrugaditas, ensagrentadas, ciegas, sin apenas pelo en la cabeza y sin ninguno en el pubis, sin tetas, sin cintura y con un culo nada atractivo; sin atisbo de vergüenza pero, a la vez, sin atisbo de exhibicionismo. (...) Vendría más tarde la cultura que nos provoca la vergüenza y el deseo de transgredirla, es la cultura la que crea el erotismo. El nudismo nació (...) como enemigo frontal del erotismo. (...) Lo pretendidamente natural es enemigo de lo cultural, mejor dicho, la cultura nace como intento de poner orden al cruel caos de lo natural. 

Óscar Tusquets BlancaContra la desnudez, Ed. Anagrama, Barcelona, 2007, p. 13.
Foto: Un bar nudista australià (d'aquest bloc).
Publica un comentari a l'entrada