dissabte, de novembre 28, 2009

Bono i l'avortament

Darrerament, el President de les Corts Espanyoles, José Bono, ha fet un parell d'articles a El País interessantíssims davant el debat de la Llei d'Interrupció Voluntària de l'Embaràs. El primer, fa un parell de setmanes, a Obama, Benedicto XVI y el aborto, l'exministre socialista de Defensa, des de la seva doble condició de socialista i de cristià, abogava per trobar espais comuns entre les posicions pro i antiavortistes en la línia del que el cardenal Georges Cottier, dominic i teòleg emèrit de la Casa Pontifíca, va publicar a la revista 30Giorni, donant a veure un "terreny comú" entre la pisició d'Obama i la doctrina cristiana, per exemple. "¿Cuáles son los puntos de coincidencia?", es preguntava Bono. I diu:
:
Obama no reivindica el aborto como un derecho y reconoce que la decisión de abortar "desgarra el corazón de la mujer". Propone trabajar todos juntos para reducir el número de mujeres que tratan de abortar. Añade que toda reglamentación legal debe garantizar la objeción de conciencia de los agentes sanitarios. "Sus palabras van en la dirección de disminuir el mal", dice el cardenal Cottier, y concluye, "ciertamente es sólo un minimum, pero es un minimum precioso".
:
El cardenal recuerda la actitud de los primeros legisladores cristianos que no abrogaron inmediatamente las leyes romanas sobre prácticas contrarias a la ley natural, como la esclavitud. Al principio, para garantizar el consenso de los ciudadanos y conservar la paz social, se mantuvieron en vigor las llamadas "leyes imperfectas". Recuerda también cómo santo Tomás de Aquino, para quien la ley debía de ser moral, sostenía a la vez que el Estado no debe dictar leyes demasiado severas, porque no serán cumplidas y por tanto devienen inútiles.
:
Añade el cardenal de la Casa Pontificia que la Iglesia ha percibido "siempre como lejana y peligrosa la ilusión de eliminar totalmente el mal de la historia por vía legal, política o religiosa". El cardenal dominico aprecia el "realismo político" de Obama de cara a una victoria progresiva del bien. A quienes apoyan, como Obama, una ley para regular el aborto, no hay que atribuirles una posición contraria al derecho a la
vida.
:
El segon article , "Aborto: ni derecho ni obligación", de José Bono va publicar-se dijous passat, i ja se centra més específicament en el camp del dret, on hi destaquen referències a autors progressistes, encara que abunda en els terrenys necessaris del màxim acord possible. És un article per llegir sencer. En ell recorda que "El debate que hoy se plantea en España no es si se despenaliza o no el aborto. Ese debate tuvo lugar en 1985. La cuestión es que aquella despenalización de 1985 ha dado cobertura, por su ambigüedad, a un excesivo número de abortos: 115.812, sólo en 2008" i diu que la nova Llei, precisament, pretén limitar aquesta xifra, reduir-la al màxim. I diu que són "chocantes las posiciones condenatorias y de agresividad actual de aquellos religiosos españoles que, durante los ocho años que gobernó el PP, aceptaron mansamente la aplicación de la ley de aborto aprobada en 1985." Ja he dit més d'una vegada que és amb el PP quan més va créixer el nombre d'avortaments i que és en comunitats del PP on més n'hi ha.
:
Bono creu que la llei pot millorar-se amb tres coses: "la primera, la información a los padres de la menor con más de 16 años; la segunda, el reconocimiento de la objeción de conciencia para los profesionales; la tercera, las acciones dirigidas a la reducción de los embarazos no deseados, en cuyo marco destaca la educación sexual."
:
Finalment, no s'està de dir que "hay sectores de la Iglesia católica que exigen al Estado que actúe con mano justiciera, aplicando penas y castigos, mientras se reservan para ellos la mano acogedora del perdón o de la penitencia purificadora. Como político que quiere inspirar su vida en el Evangelio de Jesús, aspiro a que también la nueva ley incluya una dimensión de comprensión y de misericordia".
:
Publica un comentari a l'entrada