dimarts, de juny 24, 2008

Joan i Caravaggio | Festa i retorn

:
Caravaggio, Sant Joan Baptista (1601-02), Salomé amb el cap de Joan Baptista (1607)
:
Festa i retorn
:
Amb motiu de Sant Joan, La Vanguardia oferia diumenge un parell d'articles sobre l'actualitat de les festes tradicionals. Un d'Honorio M. Velasco i un altre de Joan Bestard. Us transcric els darrers paràgrafs d'aquest darrer, perquè m'han semblat d'interès.
:

Fijémonos simplemente en dos características de las fiestas tradicionales: su repetición a lo largo de los ciclos anuales y su falta de significado profundo.
:
La repetición implica que los participantes en la fiesta guían su conducta por lo que otros han hecho en ocasiones anteriores. La acción no depende simplemente de los actores, sino de la memoria que tienen de otras fiestas anteriores. La repetición permite deferir la acción a los otros. Nos introducimos en una acción colectiva y nos identificamos como un grupo. La repetición cíclica de una fiesta tiene la ventaja de congelar el tiempo. Las fiestas tradicionales nos sitúan fuera del proceso histórico en una estructura cíclica que nos permite un respiro frente al constante proceso cambiante de la historia.
:
El otro aspecto de la fiesta tradicional, la vaguedad de significados en las motivaciones de los participantes, se opone claramente a la necesaria justificación racional de las conductas en las sociedades modernas. Lo más frustrante para un intelectual moderno es que los motivos de una conducta se atribuyan a justificaciones tan vagas como "así lo dicta la tradición" o "siempre lo hemos hecho de esta manera". No creo que obtuviéramos otro tipo de explicaciones si preguntáramos por los motivos que inducen a preparar las hogueras de Sant Joan. La gente está más interesada en los detalles de la acción que en la exégesis de sus significados. Si se dan, son racionalizaciones a posteriori.
:
La repetición y la vaguedad de las fiestas tradicionales quizá no satisfagan la representación que nos hemos hecho de la modernidad, pero son congruentes con nuestros condicionamientos cognitivos. Así al día siguiente ya recordamos con nostalgia el pasado y esperamos su retorno.
:
Publica un comentari a l'entrada