divendres, d’abril 24, 2009

Rivas i l'oftalmologia

:
Los primeros síntomas del declive de un gobernante tienen mucho que ver con la oftalmología. El político se extravía en su propio país. Se desenamora de la realidad. Y a un gobernante le tiene que gustar la realidad, por más que le lleve la contraria. (...)
:
En los pasados tres años, y en lo que se refiere a las inquietudes económicas, el desajuste es abismal. Mientras una buena parte de la política y el periodismo debatía la fecha de la España del Último Día y otras obsesiones de la Contrarreforma, la mayoría social lleva desde diciembre de 2005, un mes tras otro, avisando donde más iba a dolerle a España: el paro, la nueva pobreza y la desigualdad.
:
Manuel Rivas, Lo que duele, El País, 18.4.2009.
:
Publica un comentari a l'entrada