dimecres, d’abril 20, 2005

Impostos, Galícia, Roma.

Zapatero baixa els impostos
:
El President del Govern espanyol va anunciar ahir un paquet de mesures per fomentar la productivitat del país, entre les quals hi haurà una rebaixa de l'impost de societats, enmig també d'una reforma fiscal que inclou l'IRPF. Tot, d'acord amb el programa electoral dels socialistes. I és que l'increment de la pressió fiscal, per més que alguns s'entestin a no creure-ho, ha estat una constant dels governs d'Aznar.
:
Ara, Galícia
:
Encara hi ha un altre repte dífícil per als socialistes, després d'haver superat prou bé la prova basca (i, com deia ahir, no ha fet més que començar). Un repte que, en aquesta ocasió, pot esdevenir en un nou Govern de progrés que rellevi el darrer representant de la dreta franquista. Parlo de Galícia, on segurament Fraga convocarà eleccions anticipades demà mateix de cara al juny.
:
Des de Roma
:
Des d'allí envien encara ls cròniques Enric Juliana i Antoni Puigverd per La Vanguardia. Avui parlen de nou del nou Papa Benet XVI, i de nou val molt la pena de llegir-ho. Continuo rebent mostres de dessassossec o de frustració per l'elecció de Ratzinguer. A la tele, provenen de persones que, en fi, em sembla que tampoc els deu interessar massa. Em sembla que donem poc espai per al dubte, que ens deixem portar pels prejudicis. Potser em faig pesat, ho reconec, però us transcric ara fragments de les cròniques d'aquests dos periodistes per veure si som capaços de prendre'ns-ho amb una mica més d'esperança:
  • D'Enric Juliana: "'La bondad implica también la capacidad de decir no'. Esta frase -que muchos padres seguramente suscriben, hoy más que nunca- quizá evite la tentación de comenzar el perfil biográfico de Benedicto XVI afirmando, temerariamente, que la Iglesia católica, temerosa de no estar a la altura del legado de Juan Pablo II, asustada por el incierto curso del mundo y replegada sobre sí misma, ha optado por el Doctor No. (...) Y también en ese punto muchos padres seguramente estarán hoy de acuerdo con el Papa Ratzinger. Las primeras líneas del perfil son claras. Y su lema cardenalicio aporta el trazo definitivo, el que da sentido al urgente garabato: Cooperatores veritatis, colaborador de la verdad. El Espíritu Santo ha vuelto a jugar fuerte. Alejándose de los meandros italianos y de sugerentes aventuras, el cónclave ha movido pieza europea. Benedicto XVI es un Papa en clave europea, porque Europa sigue siendo el centro de gravedad del catolicismo y también su talón de Aquiles. Se ha optado por la inteligencia como voluntad de poder..., de poder aprehender la verdad. (...) ¿Ha optado el cónclave por un pontificado frío, seguro y transitorio ante el riesgo de división y por miedo al futuro? ¿El pesimismo se está apoderando definitivamente del catolicismo? ("La Iglesia es una barca que hace aguas", dijo, ante la sorpresa general, en el último Via Crucis romano). El Papa Ratzinger, gótico en días barrocos, tiene la respuesta. En ocasiones los conservadores de hierro dan sorpresas."

  • D'Antoni Puigverd: "El nuevo Benedicto XVI es un hombre extraordinariamente dotado. Lo hemos visto en las dos misas que ha oficiado estos días. Su discurso doctrinal -decíamos ayer- ofrece seguridad en tiempos de mudanza. Ante el vacío que deja un gigante, la solidez intelectual de su mano derecha. Posee Joseph Ratzinger la profundidad del teólogo. Y una característica decisiva en el mundo mediático, en el que lo complejo tiende normalmente a simplificarse: tiene la claridad del pedagogo. Ratzinger sabe fragmentar lo complejo sin reducir su densidad. Sabe comunicar, por lo tanto, sin traicionarse, sin caricaturizarse. (...). Se ha demostrado estos días en Roma que la sentimentalidad es un patrimonio que la Iglesia no puede abandonar y aunque será Joseph Ratziger mucho más austero y contenido que su predecesor, no será seco o abstracto como tantos afirman. Añade a su perfil de hombre seguro y sabio, la defensa del papel singular de la Iglesia en el océano tempestuoso de la posmodernidad. Su defensa radical del territorio propio de la religión (al margen de la política y de las modas sociales) no casa, quizás, con las demandas que expresan las corrientes críticas y sociales de la institución (feminismo, sexualidad, poder diocesano, apertura civil). Pero casan muy bien con este papel tan visible que ha protagonizado estos días el catolicismo romano, convertido en la gran referencia espiritual del mundo. (...). Anteayer, en la última misa, supo transformar, gracias a una soberbia paradoja, "la venganza de Dios", que profetizó Isaías, en la "Misericordia de Dios". Un hombre de esta sensibilidad intelectual y literaria no debe dar miedo."
Publica un comentari a l'entrada