dimarts, de juliol 01, 2008

La petja

Diu avui Enric Juliana a La Vanguardia:
:
Un lector me ha pillado. "No se esconda, le oí decir en la radio que iba a favor de Italia". Lo confieso: fui 'tifoso' la noche del 22 de junio (¡ay, los penaltis!). Superado el trauma de la derrota 'azzurra', tomé partido por España ante Alemania. Soy catalán, soy español (no sólo porque así lo dicen mi pasaporte y mi carnet de identidad) y soy italiano, porque tengo a Italia por mi país de adopción. Me gusta poseer tres sentimientos de pertenencia, entrecruzados y variables. A bastante gente le gusta no marchar en una única dirección. Y a otra mucha gente le gusta todo o contrario: una única identidad, clara y perfectamente delimitada. Son maneras de ser plenamente compatibles, a menos que… A menos que resuciten los Tribunales de la Inquisición, en un país, hoy gozoso, que en el pasado inventó la policía religiosa más terrible que ha habido en Europa. La Inquisición ha dejado una huella profunda en España. Me temo que no del todo superada.
:
Publica un comentari a l'entrada